Saltar al contenido

Músculo iliopsoas

musculo psoas iliaco

Músculo iliopsoas

Los músculos psoas mayor y menor y el músculo ilíaco forman la unidad musculotendinosa del iliopsoas. Se denomina comúnmente músculo iliopsoas. Este complejo sistema muscular puede funcionar como una unidad o intervenir como músculos separados.

Es esencial para la correcta postura lumbar de pie o sentado, la articulación coxofemoral y durante la marcha y la carrera. La fascia que recubre el músculo iliopsoas crea múltiples conexiones fasciales, relacionando el músculo con diferentes vísceras y zonas musculares. Varios trastornos pueden afectar al músculo iliopsoas a nivel de su inserción (tendón) o implicando la parte carnosa.

Datos claves del músculo iliopsoas
OrigenFusión de los músculos psoas mayor e ilíaco
InserciónTrocánter menor del fémur
InervaciónNervio femoral; plexo lumbar
IrrigaciónArteria iliolumbar; arteria circunfleja femoral medial
AcciónFlexor de la cadera y del tronco; flexor lateral del tronco

En este articulo vamos a tratar la anatomía del músculo iliopsoas, su función e importancia clínica.

Índice de contenido

Anatomía del músculo iliopsoas

La unidad musculotendinosa del músculo iliopsoas es el principal flexor del muslo con capacidad de adición y extra-rotación de la articulación coxofemoral. Si ésta está fija, la contracción del músculo iliopsoas flexiona el tronco y lo inclina desde el lado de la contracción.

Músculo iliopsoas

Los músculos pueden actuar por separado. El músculo ilíaco estabiliza la pelvis y permite una correcta flexión de la cadera durante la carrera; el músculo psoas mayor estabiliza la columna lumbar durante la posición sentada y la flexión del muslo en posición supina o de pie. El psoas mayor actúa como estabilizador de la cabeza femoral en el acetábulo de la cadera en los primeros 15 grados de movimiento. El músculo psoas menor participa en la flexión del tronco y puede estirar la fascia ilíaca.

También te puede interesar leer: anatomía topográfica y anatomía humana

La unidad musculotendinosa del iliopsoas está formada por tres músculos: el iliaco, el psoas mayor y el psoas menor.

La unidad musculotendinosa del iliopsoas forma parte de la musculatura interna de la cadera y forma parte de la pared abdominal posterior, situándose posteriormente a nivel del retroperitoneo.

Psoas mayor

El psoas mayor tiene forma fusiforme y se origina en las apófisis transversas y en las superficies laterales de los cuerpos de las cuatro primeras vértebras lumbares; involucra la apófisis transversa de la última vértebra torácica y el cuerpo vertebral. El trayecto implica también los discos intervertebrales. Los haces musculares se dirigen hacia abajo, paralelos a las vértebras lumbares, llegando a la fosa ilíaca donde se encuentran los haces del músculo ilíaco.

Los haces del músculo psoas mayor y del músculo ilíaco se unen, pasando por debajo del ligamento inguinal. Con un tendón robusto, se insertan en el trocánter menor del fémur. Generalmente, el músculo derecho es mayor que el izquierdo.

Psoas menor

El músculo psoas menor se sitúa por delante del psoas mayor, originándose en la última vértebra torácica y la primera lumbar; está presente en el 60% al 65% de la población. Distalmente, converge con la fascia ilíaca y el tendón del psoas mayor para insertarse en la eminencia iliopectínea (para el 90% de la población). Este músculo debe ayudar a la acción del músculo iliopsoas.

Músculo ilíaco

El músculo ilíaco tiene forma de abanico y se origina en los dos tercios superiores de la fosa ilíaca y en las partes laterales del ala del hueso sacro. Sus haces (junto con los haces del músculo psoas mayor) pasan por debajo del ligamento inguinal y por delante de la articulación de la cadera.

Los haces musculares del músculo ilíaco se unen al tendón del músculo psoas mayor y al trocánter menor. Las pequeñas fibras que conforman el músculo ilíaco, conocidas como músculo infratrocantérico, se sitúan lateralmente al músculo ilíaco, ampliando su superficie de contacto con el hueso ilíaco.

Por debajo de la unidad tendinosa se encuentra la bursa iliopectínea (también conocida como bursa del músculo iliopsoas, que separa el tendón de la superficie ósea y de la porción proximal del fémur.

Fascia del músculo iliopsoas

La unidad musculotendinosa del músculo iliopsoas tiene muchas relaciones anatómicas a través del sistema fascial que la rodea. Superiormente, la fascia músculo iliopsoas se fusiona con la fascia torácica (fascia endotorácica) y posteriormente se fusiona con el ligamento arqueado del músculo del diafragma.

Anteriormente, la fascia músculo iliopsoas se fusiona con la fascia que cubre los riñones, el páncreas, la aorta descendente, la vena cava inferior, el colon (ascendente y descendente), el duodeno y el colon ciego.

Inferiormente, la fascia músculo iliopsoas se fusiona con la fascia lata del muslo y la fascia del suelo pélvico; la fusión con esta última conecta la fascia del psoas con el sistema fascial de los músculos abdominales. Posteriormente, se fusiona con la fascia del músculo cuadrado lumbar.

Embriología del músculo iliopsoas

No existen estudios detallados sobre el desarrollo embriológico de los músculos que forman el iliopsoas. La unidad musculotendinosa del músculo iliopsoas deriva del mesodermo paraxial.

Tras 8 semanas de gestación y un embrión de 3 centímetros, la musculatura ya está formada. Probablemente, la parte tendinosa que une los tres músculos que forman el músculo iliopsoas se desarrolla dentro de lo que será el ligamento inguinal.

Irrigación y drenaje

La arteria ilíaca común emite finas ramas para el músculo psoas mayor y menor, mientras que la arteria más importante para la irrigación sanguínea del músculo iliopsoas es la arteria ilíaca externa (nacida de la ilíaca común), que envía ramas sanguíneas en su recorrido al músculo ilíaco.

La vena ilíaca externa recoge la sangre de los músculos psoas mayor y menor y del músculo ilíaco; es la continuación de la vena femoral.

El sistema linfático que involucra al músculo iliopsoas es el plexo linfático ilíaco externo, que se fusionará con el plexo ilíaco común.

Inervación

Las ramas colaterales cortas del plexo lumbar (L1-L3) inervan los músculos psoas mayor y menor, mientras que el nervio femoral o nervio terminal del plexo lumbar (L1-L4) inerva el músculo ilíaco.

Relación del músculo iliopsoas

En un modelo humano, las fibras del músculo psoas mayor están representadas principalmente por fibras anaeróbicas o de tipo IIA (alrededor del 60%), mientras que el porcentaje restante está formado por fibras aeróbicas o de tipo I (alrededor del 40%). Su distribución cambia según el origen y la inserción del músculo.

En el nivel lumbar (origen), se encuentran más fibras rojas, mientras que en la articulación de la cadera, hay más fibras blancas. Esto significa que a nivel lumbar, su función es más estática (postura), mientras que a nivel de la cadera, tiene una función más dinámica.

En un modelo animal, las fibras aeróbicas y anaeróbicas del músculo psoas menor son similares en porcentaje. Además, el porcentaje de fibras predominantes en el músculo ilíaco es de tipo anaeróbico o IIB, con un aumento de este porcentaje hacia la articulación de la cadera.

Funciones

El músculo iliopsoas es el flexor más fuerte de la articulación de la cadera. La contracción simultánea del psoas mayor y los músculos ilíacos produce una poderosa flexión del muslo en la articulación de la cadera. Sin embargo, el psoas mayor puede actuar de forma independiente en su unión con la columna lumbar cuando su extremo distal está fijado.

De este modo, la contracción bilateral del psoas mayor produce una flexión del tronco en la articulación de la cadera, mientras que la contracción unilateral produce una flexión lateral del tronco.

En la postura vertical simétrica, el músculo iliopsoas mantiene la lordosis lumbar normal durante la postura de pie, e indirectamente, la cifosis compensatoria de la columna vertebral torácica. El músculo iliopsoas actúa como antagonista del músculo glúteo mayor y de los músculos isquiotibiales (bíceps femoral, semitendinoso y semimembranoso).

Músculo iliopsoas

Variante anatómica

En la literatura científica, existen muchas variaciones anatómicas del músculo iliopsoas.

  • El tendón del iliopsoas es la unión entre el músculo psoas mayor y el músculo ilíaco; según una revisión reciente, existe un porcentaje importante de encontrar un tendón bífido (dos tendones) a nivel del trocánter menor del fémur (alrededor del 26%) de forma unilateral. Hay un porcentaje muy pequeño de casos con un tendón bífido bilateralmente, así como casos en los que se subraya la presencia de tres tendones. Como se verá más adelante, el tendón puede ser el lugar donde se produce el dolor y la disfunción de la articulación de la cadera. El músculo psoas mayor puede tener más cuerpos musculares o accesorios, generalmente situados a la izquierda, inervados por ramas lumbares. El músculo psoas mayor puede presentarse con más fascículos pero siempre perteneciendo a un solo músculo; puede tener un tendón separado del músculo iliaco o en conexión con el músculo cuadrado lumbar.
  • El músculo psoas menor está ausente bilateralmente en aproximadamente el 40% de la población.
  • Existen variantes anatómicas para el músculo ilíaco. En particular, a la izquierda, puede haber un ilíaco supernumerario; partiría del tercio medio de la cresta ilíaca, separado del músculo ilíaco principal, pero siempre inervado por el nervio femoral y con inserción junto al tendón del complejo iliopsoas. Un músculo accesorio podría originarse en el ligamento iliolumbar, viajando por delante del músculo ilíaco y lateral al músculo psoas mayor y finalmente fusionándose con las fibras musculares del complejo del músculo iliopsoas; este músculo accesorio está inervado por el nervio femoral y se denomina músculo ilíaco menor o iliocapsular. Su inserción puede afectar al tercio proximal del fémur o insertarse en el ligamento iliofemoral.
  • La inervación que afecta al complejo iliopsoas puede presentar variaciones. El plexo lumbar y el nervio femoral pasan normalmente por detrás de la musculatura del psoas mayor. En algunos casos, el plexo lumbar puede penetrar en el músculo psoas mayor, dando los síntomas clínicos clásicos de atrapamiento nervioso. El nervio femoral puede atravesar el músculo ilíaco. Un músculo accesorio del psoas mayor podría cruzar el nervio femoral, dividiendo el camino del nervio (dividiendo) y luego viajando (el nervio) bajo el ligamento inguinal normalmente.

Importancia quirúrgica

Abscesos del psoas

La presencia de un absceso en el cuerpo del músculo psoas mayor es un acontecimiento poco frecuente pero que requiere una aspiración. Las causas son diversas, entre ellas la proximidad a estructuras viscerales y linfáticas, que pueden invadir el músculo e infectar la estructura contráctil.

Otros factores predisponentes son la presencia de diabetes, el uso de fármacos por vía intravenosa, la insuficiencia renal, el VIH, así como un traumatismo directo con hematoma. La presencia de un absceso en el músculo puede dar signos clínicos como dolor de espalda, dolor inguinal, dolor en la cadera y fiebre; es más frecuente en hombres que en mujeres.

Generalmente, los agentes infecciosos pueden ser Staphylococcus aureus, estreptococos o Escherichia coli. Un diagnóstico correcto requiere una tomografía computarizada y análisis de sangre; el tratamiento requiere el drenaje del absceso, con una eventual limpieza del tejido necrótico, y terapia antibiótica.

Pinzamiento del tendón del músculo iliopsoas

Tras una operación de sustitución de la cabeza femoral, puede ocurrir que el movimiento de la cabeza artificial, durante una extensión de la cadera, golpee contra los tejidos blandos circundantes, incluido el tendón del complejo iliopsoas.

En este caso, el cirujano puede decidir revisar el espacio entre la cabeza femoral y el tendón. En caso de sustitución completa de la articulación coxofemoral, en el 4,3% de las intervenciones puede producirse un pinzamiento del iliopsoas con el consiguiente dolor y una disminución funcional del movimiento. Las causas pueden ser una mala colocación de la prótesis, tornillos que sobresalen o restos de cemento.

Una anteversión excesiva del componente acetabular de la cadera total puede provocar dolor en la parte anterior de la cadera y/o un «chasquido» o «estallido» audible, según el paciente, cuando la cadera se mueve de la flexión a la extensión. Por lo general, un procedimiento de artroscopia para liberar el tendón se tolera bien con pocos efectos adversos.

El tendón puede presentar pinzamiento por anomalías tendinosas o cambios morfológicos de la articulación coxofemoral, sobre todo en el labio superior de la cápsula articular de la cadera, con presencia de dolor y disminución funcional.

Generalmente, existe un tratamiento conservador, pero en casos de refractariedad, después de 3 meses del procedimiento conservador, el médico puede decidir realizar una tenotomía artroscópica quirúrgica.

Bursitis del iliopsoas

La bursitis que afecta al tendón del complejo del iliopsoas es una inflamación que aumenta el volumen de la bursa y produce dolor al movimiento; su etiología no está completamente aclarada. Puede ser consecuencia de un traumatismo, de la presencia de una artritis inflamatoria, del uso excesivo del tendón en acciones deportivas o de una cirugía previa de la cadera.

La confirmación del diagnóstico viene dada por la ecografía, mientras que para su resolución se recurre a la aspiración del exceso de líquidos con la introducción de corticoides y anestesia.

Otras motivaciones quirúrgicas

En la población pediátrica, ante la presencia de espasticidad (parálisis cerebral y otras enfermedades neurológicas) y la presencia de contracturas importantes, se realiza una cirugía con tenotomía distal. Este enfoque reduce la dificultad de la marcha y permite una postura que hace al niño independiente cuando es posible. La extirpación de las masas tumorales musculares se realiza raramente.

Importancia clínica

El músculo iliopsoas discurre cerca de diferentes vísceras; algunas patologías que afectan al músculo pueden simular una enfermedad de los órganos internos. En presencia de una lesión del músculo derecho, el dolor se siente en el cuadrante inferior derecho, simulando una apendicitis.

La hipertrofia del músculo puede impedir el paso correcto de la materia fecal del colon. Esto puede ser responsable de la compresión del nervio femoral y del nervio cutáneo lateral del muslo al nivel de la laguna muscular y del nervio genitofemoral al nivel del espacio de la laguna del vaso (lacuna vasculorum), por debajo del ligamento inguinal.

No es fácil diagnosticar un problema específico del complejo iliopsoas, pero a continuación se mostrarán algunos procedimientos de evaluación para identificar disfunciones recurrentes.

Hematoma del músculo iliopsoas

Un hematoma en el músculo iliopsoas puede producirse por un traumatismo directo o un hematoma espontáneo. Este último podría estar causado por un problema de hemofilia, una enfermedad hepática (cirrosis) o errores en el manejo de la coagulación sanguínea (intervenciones valvulares cardíacas previas).

La etiología no se comprende del todo. Pequeños traumatismos infravalorados, fibras musculares que no se reparan adecuadamente tras la actividad física y pequeños vasos que se rompen pueden ser las causas. Uno de los síntomas es un dolor de espalda repentino, no debido a la tensión y dolor en el flanco (del lado del músculo implicado).

Puede aparecer el signo de Grey Turner, de la equimosis visible en el flanco, que responde a un hematoma retroperitoneal masivo, y puede producirse una compresión del nervio femoral con afectación del muslo e hipotenia muscular de la pierna.

Para intentar aliviar el dolor, el paciente adopta una posición de flexión de la pierna mientras está tumbado. El abordaje quirúrgico sólo se produce si la hemorragia conlleva complicaciones peligrosas para la vida del paciente (síndrome compartimental abdominal, síntoma hipovolémico y sufrimiento del nervio femoral).

Chasquido del iliopsoas

El chasquido del músculo iliopsoas o coxa saltans es una disfunción del complejo iliopsoas, que crea un ruido audible y palpable durante los movimientos activos de la cadera, con o sin dolor. Existen tres tipos de chasquido del músculo iliopsoas: externo, interno e intraarticular.

El tipo externo está causado por la banda iliotibial y el tendón del músculo glúteo mayor, que implica el movimiento de los tendones por encima del gran trocánter, y crea ruido y dolor. El tipo interno implica el movimiento del tendón del complejo del iliopsoas sobre la cápsula anterior de la cabeza del fémur, implicando la eminencia iliopectínea (polea muscular), o la presencia de exostosis del trocánter menor.

El tipo intraarticular está causado por el desplazamiento de los cuerpos internos, los desgarros del labrum, la condromatosis sinovial y la presencia de una subluxación crónica (bailarines o niños).

Otras disfunciones que provocan este fenómeno del chasquido del músculo iliopsoas podrían estar relacionadas con anomalías de los tejidos blandos, la presencia de una tira accesoria del músculo psoas mayor, un quiste paralabral, una inflamación del tendón o una bursitis. Otra causa está relacionada con el movimiento del músculo-tendón del iliaco contra la rama del pubis.

Tras una anamnesis precisa (aproximadamente el 50% de las chasquido del músculo iliopsoas se producen tras un traumatismo en la cadera) y una inspección palpatoria general para resaltar alguna anomalía, se realiza la prueba del chasquido activo del iliopsoas.

Desde la posición del test de Faber con el paciente en decúbito supino, el operador coloca su mano en la zona inguinal. El paciente devuelve el miembro inferior a una posición neutra (abducción, rotación externa, extensión y reposo). Por lo general, durante la palpación, se siente o se oye un ruido típico (puede no producirse), y el dolor está presente, especialmente entre 30 y 45 grados de flexión.

Para un diagnóstico diferencial, se puede hacer la prueba de la bicicleta para entender si la causa es un chasquido del músculo iliopsoas de tipo externo, donde se siente el ruido o un movimiento de deslizamiento anormal en el gran trocánter. El paciente está en decúbito lateral, flexionando y luego extendiendo activamente la pierna del lado que no apoya.

Para evaluar una tipología intraarticular, se utiliza la prueba FADIR en la que el paciente en decúbito supino realiza activamente una flexión con la pierna, una rotación interna y una aducción. Esto sirve para identificar una lesión intraarticular, como una lesión del labrum.

Se realizarán exámenes instrumentales para confirmar el diagnóstico. Se realiza una evaluación radiográfica para buscar la presencia de alteraciones óseas, un examen con ultrasonidos y movimiento de la cadera para investigar la extensión de la inflamación, y una resonancia magnética para evaluar las lesiones intraarticulares. La terapia es conservadora.

Hematoma del músculo ilíaco

El hematoma del músculo ilíaco es un acontecimiento poco frecuente. Al igual que en el caso del músculo psoas mayor, la presencia de un hematoma puede producirse debido a enfermedades relacionadas con la coagulación de la sangre, hereditarias o adquiridas. Puede ocurrir debido a un traumatismo o a una intervención quirúrgica, y los síntomas son un dolor en la ingle y la cadera, dolor en el abdomen y debilidad en el músculo cuádriceps.

Puede haber otros síntomas, como taquicardia, hipovolemia y disminución de los valores de hematocrito en los casos graves. El hematoma podría dar una neuropatía al nervio femoral si la extensión hemorrágica es importante, pero esto casi nunca ocurre.

Como examen instrumental para determinar y validar el diagnóstico, se recomienda un TAC abdominal; si la hemorragia no está presente y el hematoma es pequeño, sin dar síntomas neurológicos; el tratamiento es conservador. En los casos graves, el hematoma debido a un traumatismo o a un abordaje quirúrgico puede dar una parálisis del nervio femoral.

Distrofia muscular facioescapulohumeral

Mediante pruebas de resonancia magnética en pacientes con distrofia muscular facioescapulohumeral, se demostró que el músculo iliopsoas está (en el 67% de los pacientes) menos implicado en la enfermedad, con un curso de pérdida de fuerza más lento.

El tono y el tamaño se mantienen a lo largo del tiempo, pero el paciente no puede utilizar bien el músculo (coordinación neuromuscular), especialmente durante la marcha. Estas características se encuentran también en otras distrofias (distrofinopatía).

Dolor inguinal

El dolor inguinal puede estar causado por la presencia de una tendinitis del iliopsoas, cuyas causas pueden derivar de una cirugía previa o de sobrecargas funcionales. En el primer caso, se suele recomendar una tenotomía endoscópica del iliopsoas, mientras que en el segundo es aconsejable reducir la carga de trabajo a la que se somete el músculo.

0%
0 votos, 0 media
Músculo iliopsoas

Quiz sobre el Músculo iliopsoas

Practica lo aprendido sobre el Músculo iliopsoas

1 / 10

1. ¿Cuál es la función principal del músculo iliopsoas?

2 / 10

2. ¿Cuál es la función del músculo ilíaco en la cadera?

3 / 10

3. ¿Qué tipo de hematoma puede afectar al músculo iliopsoas?

4 / 10

4. ¿Qué síntoma puede simular un problema del complejo iliopsoas?

5 / 10

5. ¿Qué porcentaje de la población presenta el músculo psoas menor?

6 / 10

6. ¿En qué vértebras se origina el psoas mayor?

7 / 10

7. ¿Qué causa el chasquido del músculo iliopsoas?

8 / 10

8. ¿Cuál es la acción principal del músculo iliopsoas?

9 / 10

9. ¿De qué se compone la unidad musculotendinosa del iliopsoas?

10 / 10

10. ¿Cuál es la inervación del músculo iliopsoas?

Tu puntación es

0%

Referencias
  1. Torres GM, Cernigliaro JG, Abbitt PL et-al. Compartimento del psoas ilíaco: anatomía normal y procesos patológicos. Radiografía. 1995; 15 (6): 1285-97. doi: 10.1148 / radiographics.15.6.8577956 – Cita en Pubmed
  2. Schuenke M, Schulte E, Schumacher U et-al. Anatomía general y sistema musculoesquelético. Thieme.
  3. S. Standring: Anatomía de Gray: La base anatómica de la práctica clínica, 40ª edición.
  4. K.L. Moore: Anatomía clínicamente orientada, sexta edición.
  5. Netter, F. Atlas de anatomía humana (7ª ed.).
  6. Mahabadi N, Lew V, Kang M. StatPearls [Internet]. StatPearls Publishing; Treasure Island (FL): 8 de mayo de 2021. Anatomía, abdomen y pelvis, vaina femoral. [PubMed]
Ajustes